Hay personas que prefieren vivir tristes, es casi una opción. Recuerdo una canción del grupo Gabinete Caligari que decía “Querida tristeza, de ti me he enamorado y ya he dejado de ser un pobre desgraciado, a tu lado”. Yo he llegado a sentir eso pero, gracias a Dios, me he dado cuenta a tiempo de que no puedes dejarte llevar, dejarte estar, dejarte ir… Así que… ¡voy a contarte mi secreto para vivir feliz!

Cuando pasas por un periodo de tu vida en el que te parece que todo va mal, tienes que saber tres cosas:

1.      La clave está en el verbo HACER. Lo peor que podemos hacer, es no hacer nada. Hay que levantarse cada mañana y preguntarse “¿Qué voy a HACER hoy para estar un poquito mejor?” Si te planteas esta pregunta seriamente, encontrarás miles de acciones simples que pueden ayudarte: tomar un desayuno especial, darte un baño relajante, salir en bici a dar una vuelta, llamar a una amiga que hace mucho que no ves, escuchar una canción animada, cantar en la ducha… Cada uno responderá de forma diferente cada día. Y aquí es donde entra en juego el segundo punto.

2.      Busca DENTRO DE TI. La felicidad no puede ser impuesta por otros, es personal e intransferible. No dejes que sean otros los que te digan lo que te hace feliz. Decídelo tú, lucha por conseguir tus sueños y disfruta del camino.

3.      NUNCA te consideres DESGRACIADO/-A. Cuando nos pasa algo “malo” es muy humano pensar que es una desgracia, que Dios nos ha abandonado o que estamos en manos de un destino injusto. Yo creo que no tenemos ni idea de por qué pasan las cosas y es una pérdida de tiempo intentar buscarles una explicación porque no tenemos capacidad para comprenderlas. Imagínate a una niña de dos años que se pone a cruzar una carretera y no ve venir a un camión a toda velocidad. Su madre, que está a su lado, la coge por el brazo y tira de ella con fuerza haciéndole mucho daño en el brazo. La niña llora desconsolada, se siente desgraciada por tener una madre tan mala y no va a entender que le ha salvado la vida sólo le importa su brazo dolorido. A veces, la vida nos aprieta el brazo y nos ponemos a llorar, ¡seamos felices porque estamos vivos!

En estos tres puntos se resume mi forma de estar en la vida y te puedo asegurar que, aunque tenga días de bajón, como todo el mundo, al menos sé cómo salir de ellos y volver a ser feliz. ¡Paso de Gabinete Caligari, que se busquen a otros para su canción!

Espero que estas poquitas de letras te hayan ayudado a sentirte mejor. ¿Qué vas a HACER ahora?